//El aspecto visual de Limbo Errante

El aspecto visual de Limbo Errante

Lo primero que llama la atención del lector en su periplo en busca de nuevas experiencias literarias es la cubierta de los libros. Imágenes atractivas que sugieren, provocan, prometen ratos y ratos de ocio y asueto. En otros casos, obras evocadoras de lugares imposibles o personajes que se encuentran inmersos en su entorno y que el lector, como buen voyeur mira desde arriba preguntándose cuál será su vida y qué  hará a continuación.

Limbo Errante ha querido tener en cuenta ese primer contacto, esa aproximación inicial procurando que ilustradores apoyen el catálogo con sus obras. En el caso de Las pirañas, de Miguel Sánchez-Ostiz es el prestigioso ilustrador Óscar Sanmartin quien recrea la imagen de nuestro hombre en un ambiente urbano opresivo y asfixiante, dejando entrever su rostro apesadumbrado con un nivel de detalle en su caracterización que asombra y conmueve

Territorio Pop-Pins ha sido realizado por la ilustradora y editora de libros artesanales Agnes Daroca, quien elabora una cuidada escena teatral en la que vertebra los principales motivos de la novela: el teatro, los mapas y la curiosidad como un conejo amarillo que nos invita a seguirle para entrar en un universo himnopómpico y complejo. Territorios reales e imaginarios que muestran “las pequeñas y constantes migraciones que son el motor del universo, que son los movimientos que tensan la red del espacio-tiempo, que nos convierten en otros aunque no nos guste, o aunque nos guste”.

 

“Yo creo en la palabra, la palabra, gran cosa la palabra” Las pirañas

 

Ilustraciones sin enmarcar, que ocupan todo el espacio de la portada del libro y se reflejan en la contraportada, que a su vez muestra el título y el nombre del autor equilibrándose con la propia imagen en una combinación de colores específica para cada una de ellas. Que complementan, homenajean y disparan el rico imaginario de las novelas a una dimensión visual. Y en el lateral derecho sutil y desdibujado el detalle de la franja traslúcida como evocación de los señaladores de tela antaño tan frecuentes para mostrar siquiera levemente el nombre editorial que apuesta por estos lanzamientos.

Por | 2017-02-03T13:35:25+01:00 3 febrero 2017|Editorial|Sin comentarios

Deje su comentario