//A la búsqueda de un logo corporativo para Limbo Errante

A la búsqueda de un logo corporativo para Limbo Errante

Conseguir diseñar un logotipo que exprese no sólo los rasgos principales de una marca sino también sus valores, es una tarea realmente complicada para cualquier diseñador por muy profesional que sea y, en el caso de una editorial, bastante más, dada la cantidad y calidad de este tipo de símbolos ya existentes y reconocibles en el mercado.

El nuestro responde al nombre de la flor de plumas, y es obra de la diseñadora aragonesa Juncal Pibernat. Refleja lo más importante para nuestra editorial, y probablemente para cualquier otra, como es la presencia de los autores, las plumas que crean las historias que nos animan, apesadumbran, emocionan y, a menudo, hasta nos hacen crecer y pensar. Cuatro plumas convergentes hacía un punto central común. Un gusto por escribir con tiempo suficiente para recrearse en la escritura y usar los instrumentos más adecuados. La pluma además ha sido considerada durante mucho tiempo como un elemento de distinción muy personal, idóneo para ocasiones especiales o para esos momentos de introspección en los que la escritura manual va a la par que la reflexión.

Es un imagotipo que auna logotipo y tipografía, basado en una tipografía preciosa llamada Valentina, en homenaje a la abuela de su autor, Pedro Arilla, conocido diseñador de tipos aragonés. Para más información, aquí está la historia de la letra en su web pedroarilla.com/es/valentina

«Logotipos reconocibles en lomos y cubiertas de libros, que recuerdan buenos momentos pasados con otros libros y sugieren promesas de encuentros futuros«

Toda editorial debe tener una serie de símbolos de identidad que la identifiquen en el inmenso océano de imágenes, cubiertas y títulos que son las mesas y las estanterías de las librerías, tan frecuentemente colmadas por una diversidad de propuestas que hacen las delicias del ávido lector que deambula por ellas. En el caso de Limbo Errante, uno de los símbolos que aspira a ser reconocido por el lector es precisamente, esta flor de plumas que puede encontrarse en el lomo de los libros y también en su interior y en los destacados de esta web.

Por | 2017-02-03T13:42:54+01:00 3 febrero 2017|Editorial|Sin comentarios

Deje su comentario